Podemos comprar el tiempo de las personas

Podemos comprar el tiempo de las personas; podemos comprar su presencia física en un determinado lugar, podemos incluso comprar algunos de sus movimientos musculares por hora. Sin embargo, no podemos comprar el entusiasmo�, no podemos comprar la lealtad, no podemos comprar la devoción de sus corazones. Debemos ganar esto.

Clarence Francis

Deja un comentario